jueves, 22 de junio de 2017

Patricio Mery: El Periodista elogiado por Rafael Correa que es perseguido injustamente por la Policía Chilena





El acercamiento entre el periodista Patricio Mery y el gobierno de la Revolución Ciudadana, que encabezó Rafael Correa, se inició a raíz de la denuncia y advertencia –al gobierno ecuatoriano- efectuada por este periodista de que la Agencia Central de Inteligencia (CIA), preparaba distintos planes desestabilizadores contra su gobierno, con la complicidad del ex presidente de Chile durante su mandato, Sebastián Piñera, a través de operaciones de bandera negra usando dineros del narcotráfico.

Esta denuncia fue realizada, entre otros, por el inspector de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), Fernando Ulloa, producto de la denuncia publicada en el sitio dirigido por Mery www.panoramasnews.com

https://www.youtube.com/watch?v=FeAwN-91pf8


Los medios ecuatorianos y el Presidente Correa recogieron la información, la que fue difundida internacionalmente, salvo en Chile en donde los medios de comunicación censuraron la noticia.

Desde el año 2016 Mery, está en Ecuador en donde realiza su labor periodística de análisis coyuntural político, siendo permanentemente citado a medios periodísticos para dar a conocer su opinión respecto de temas que atañen al Ecuador y al mundo. Dentro de estos análisis, es muy conocido el enfrentamiento que tuvo en Ecuavisa con el conductor del noticiario de dicha estación televisiva, Alfredo Pinoargote, cuando éste dijo que Chile fue un país estable durante el régimen de Augusto Pinochet. Ante lo cual, Mery replicó que dicha “estabilidad” se dio por el uso de la fuerza y miles de desaparecidos.

https://www.youtube.com/watch?v=w5zPJeWG0Y8

Situación tan comentada en dicho país que hasta el entonces Presidente Correa se pronunció al respecto.

 https://www.youtube.com/watch?v=gaKWFD4fhtU

Desde Ecuador informa a Latinoamérica a través de su medio Panoramas News y ocasionalmente a través del medio chileno El Ciudadano. Donde incluso junto al director de este medio, Bruno Somer, entrevistaron a uno de los líderes de la Revolución Ciudadana, el Vicepresidente Jorge Glas.

Algunos especulan que Mery asesoró al movimiento Alianza País para llevar a la Presidencia a Lenin Moreno, aunque no hay pruebas de aquello, su cercanía con Rafael Correa, quién lo cita cada cierto tiempo a través de sus redes sociales y en algunas entrevistas públicas es evidente.

Persecución política por denunciar a violadores de los Derechos Humanos.

En el año 2011, Mery Bell, periodista y director del sitio de noticias Panoramas News, denunció al General Director de Carabineros del momento, Gustavo González Jure, por el crimen del joven de 14 años, Sergio Albornoz Matus, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet.
Las investigaciones del comunicador determinaron que el carabinero asesinó de un disparo por la espalda al adolescente en 1988 en el marco de las manifestaciones contra el dictador, en la comuna de La Granja.
“Hemos hecho una investigación que le ha dolido mucho al sistema represivo en este país, que es que el ex General Director de Carabineros Gustavo González Jure participó de la dictadura de Augusto Pinochet y asesinó por la espalda a un niño de 14 años, el 30 de agosto de 1988 cuando él era capitán (…) esto llevó a un juicio por injurias en mi contra, porque en este país se persiguen a los periodistas independientes”, manifestó Patricio Mery.

Debido a la publicación el Ex General inicio un proceso judicial contra el director del medio independiente por delitos de injurias, que lleva ya 6 años.

Durante este tiempo se llevaron a cabo tres juicios sin contar las órdenes de innovar presentadas por el excarabinero; que son recursos  para censurar reportajes y frenar cualquier proceso o acción que pueda llevar a cabo un medio de comunicación. Todas estas acciones judiciales las realizó utilizando al departamento de justicia de carabineros para un juicio personal, en una clara muestra de corrupción y mal uso de fondos públicos.

Juicios contra Patricio Mery Bell

En un primer juicio, del policía contra el periodista, se llegó a un acuerdo en donde Panoramas News se comprometía a formalizar en su sitio web una aclaración sobre el tema a cambio de la reincorporación de trabajadores de la fuerza despedidos injustamente por la institución. El medio cumplió, el General Director, no.
En una segunda instancia se condenó a Patricio Mery Bell con el pago de una multa por no publicar el derecho a réplica; en su defecto debería pasar 63 días en la cárcel. En este caso el comunicador no recibió notificación alguna y se enteró de la decisión por terceros. Además de ello, también se decidió la censura del medio de comunicación que hasta el día de hoy se mantiene cerrado www.pnews.cl

Finalmente la familia de Mery Bell pagó la multa, pero el medio nunca fue restituido.

Actualmente se desarrolla un tercer juicio, cargado de vicios, en que el Cuarto Tribunal Oral en lo Penal estableció una audiencia de preparación para un futuro juicio oral, mientras Mery se encontraba en Ecuador.

El año pasado Patricio Mery llegó al país de la Revolución Ciudadana con el objetivo de quedarse por un mes. Pero producto de una enfermedad crónica en el hueso de la mastoide, tuvo que ser hospitalizado en Guayaquil, razón por la cuál no pudo asistir a dicha audiencia de preparación del juicio oral y de revisión de su estado de salud. No obstante, el periodista envió los certificados médicos pertinentes que fueron rechazados por haber sido emitidos por profesionales ecuatorianos. Con esto los jueces mostraron su xenofobia y racismo.

 Finalmente, el juzgado chileno adoptó una medida irracional que vulnera la libertad de expresión, el derecho a informar y los pactos sobre tratamiento de los trabajadores de prensa, ya que emitió una orden de prisión preventiva anticipada contra Mery.

Lo insólito es que se abstuvieron de pedir la extradición del comunicador.
“Desde ese momento estoy en exilio y en calidad de cuasi refugiado político” expresó el comunicador.

Sí Mery regresa y es encarcelado sería el segundo periodista en la historia moderna de esa nación en pagar con prisión por realizar su trabajo. Pues el actual candidato a presidente Alejandro Guillier estuvo preso por publicar una grabación de cámara oculta sobre el juez Daniel Calvo en el año 2003.

Prontuario Criminal de Tres Generales Directores de Carabineros

El periodista Patricio Mery Bell se ha granjeado la ojeriza de los tres últimos generales directores de la policía uniformada porque ha investigado y denunciado a través de su medio periodístico los delitos y faltas a la ley y la ética que éstos han cometido.  Repasemos, entonces, someramente el derrotero delictivo de estos generales denunciados por Mery:

I) Eduardo Gordon (Director General de Carabineros entre mayo de 2008 y septiembre de 2011)

El denominado caso Paco Gate salpica su mandato de la policía uniformada (malversación de hasta el momento $22.500 millones). Además, este exgeneral fue denunciado por Patricio Mery en 2011 por ocultar la participación de su hijo en un accidente automovilístico, ordenando la modificación de un parte policial a sus subalternos.


II) González Jure (Director General de carabineros entre septiembre de 2011 y septiembre de 2015)

a) Paco Gate.

b) Caso Compras con Sobreprecio: fue una serie de irregularidades en las compras del Departamento de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) de Carabineros, ocurridas en 2012. Fueron $1.600 millones en malversación de fondos públicos, de acuerdo a un informe de la Contraloría General de la República. El Consejo encargado de velar por la correcta adquisición en esta área estaba encabezado por el general González Jure.

c) Caso Firmas Falsas: en el año 2013 González Jure incumple una resolución emitida por el Juzgado de Garantía de San Bernardo en causa RUC 0901030871-K, expulsando de las filas de la institución a un cabo carabineros Renis Jaramillo, en circunstancias que éste era inocente de la imputación de manejar un vehículo en estado de ebriedad. Situación que también la Contraloría general de la República le representó al general González.


d) El asesinato de Sergio Albornoz Matus: ya citado grosso modo  al comienzo de este artículo. En un comienzo González Jure fue acusado por la justicia ordinaria como autor del delito de homicidio. No obstante el caso pasó a manos de la justicia militar -altamente cuestionada por instituciones internacionales- en donde se desarrolló un complejo montaje para cuidar al entonces capitán, que incluyó la quema de pruebas, expedientes, peritajes, y hasta se culpó a otra persona por el asesinato, el subteniente Miguel Ángel Ortiz, quien luego de ser condenado se mantuvo bajo la protección de González Jure durante su mandato en Carabineros y ostentó, al momento de la denuncia de Mery, el grado de Teniente Coronel. Asimismo, en el proceso judicial que lleva a cabo contra Mery, González Jure es representado por el oficial y abogado de Carabineros Jorge Parra Aguilar, lo cual constituye un acto ilegal ya que actualmente no es un miembro activo de la policía uniformada, por lo tanto, no puede utilizar a un profesional jurídico de Carabineros en sus asuntos litigiosos personales.


e) Bruno Villalobos (Desde septiembre de 2015 es el actual General Director de Carabineros)

               Su imagen está completamente empañada por el mega fraude –Paco Gate- que sacude a Carabineros. Distintos sectores políticos del país, de manera transversal, exigen que renuncie a la institución y asuma su  responsabilidad. Amén de este delito, en 2011, en su rol de Jefe de Inteligencia de Carabineros ordenó escuchas ilegales telefónicas. Caso denunciado por Mery frente a la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados  de Chile.

Para concluir este artículo, citaremos una frase de Mery sobre el caso de Sergio Albornoz Matus, que a la postre fue premonitoria, y que por antonomasia  abarca todos los casos de corrupción aquí tratados:
 “Por este crimen no ha recibido ningún castigo (González Jure). Porque aquí estamos en la dimensión desconocida. Los criminales no son juzgados. Los violadores a los Derechos Humanos terminan siendo Directores de Carabineros, quienes son el aparato represivo del Estado, los verdaderos criminales terminan en cargos de confianza ganando millones de pesos, maltratando a sus propios funcionarios con sueldos indignos. Es grave que un violador de los Derechos Humanos no sea investigado por este hecho y se persiga a un periodista”.

Sabrina Cereda (Argentina)
Jorge Molina (Chile)

martes, 13 de junio de 2017

Siniestra metodología de grabaciones secretas. GIGANTESCA RED DE ESPIONAJE DE ODEBRECHT CONTRA LÍDERES DE GOBIERNOS PROGRESISTAS



Argentina.- Como parte de un formato internacional puesto en práctica para destruir a los líderes de los gobiernos progresistas, especialmente de Latinoamérica, se ha venido ejecutando por parte de la constructora brasileña Odebrecht la metodología consistente en realizar grabaciones secretas, así lo hemos podido detectar en las investigaciones realizadas en nuestro ejercicio profesional.

Esto, es parte de la red internacional de espionaje puesta en práctica por dicha transnacional brasileña cuyo principal, Marcelo Odebrecht, está sentenciado a 19 años de reclusión por corrupción y por proceder mañosamente beneficiándose con millonarios contratos de grandes proyectos ejecutados desde hace cerca de tres décadas en distintos países.

La estrategia está montada mediante complot internacional por Odebrecht y está quedando al descubierto. Incluye la participación de especialistas en comunicación social y otras actividades vinculadas a las telecomunicaciones. Ellos, se encargan de realizar grabaciones en base a supuestos diálogos con respuestas muchas veces inventadas y hasta con otras voces parecidas de reconocidos líderes regionales, como Ignacio Lula Da Silva, Cristina Fernández, Dilma Rousseff, Rafael Correa Delgado y otros identificados como contrarios a las políticas imperiales norteamericano.

La trilogía delincuencial se cumple por intermedio del Banco Mundial, la CIA y Odebrecht.

El reciente operativo de espionaje instaurado por la CIA victimizando a la constructora multinacional, delata además hechos algunas veces inventados que se han puesto en vigencia contra los gobiernos de Chile, Perú, Argentina, Ecuador, Brasil y otros, donde sus principales gobernantes, aparecían y aparecen como involucrados en hechos supuestamente dolosos.

Todo lo anterior para generar el escándalo, tratar de minimizar la credibilidad y restar el apoyo popular conseguido gracias al cumplimiento de sus programas a favor de la mayoría de la población.

La campaña, según lo revelaron fuentes de reconocida solvencia, está financiada por la derecha internacional y se cumple en complicidad de ciertos medios de comunicación, precisamente porque los grupos económicamente poderosos se han visto afectados en sus egoístas intereses, al haber estado acostumbrados a evadir impuestos y hacer lo que les da la gana, e incluso a manipular los gobiernos de turno.
Este operativo de espionaje, ha fracasado en muchos casos, pues todos conocen que los líderes regionales brasileños Lula y Dilma Rousseff, luego de haber sido víctimas de esta sucia estrategia, demostraron ser inocentes motivo por el cual los propios medios de comunicación que los habían combatido se vieron obligados a publicar rectificaciones, ratificando la honestidad de dichos líderes que antes, según ellos, aparecían como corruptos.

Casos como los señalados de grabaciones, incluyendo escuchas ilegales, han sido sancionados por la Fiscalía General del Estado a pedido de la policía en Estados Unidos, México, Chile y otros países ya que esto constituye un atentado a los basamentos constitucionales e irrespeto de los Derechos Humanos. Caso concreto es el cometido por el Mayor Gonzalo Antonucci en el año 2011 en Chile, cuya investigación duró tres años, por supuestamente interceptar ilegalmente el celular de un efectivo policial y usar esas escuchas para obligar su alejamiento de la institución.

Un chantaje político que últimamente hemos detectado es el ocurrido en Ecuador: en el operativo delictivo interviene un ministro de apellido Santos en contubernio con grupos desestabilizadores, quien ha grabado supuesto diálogo, alterando respuestas, con el fin de incluir en el lodazal de la corrupción al vicepresidente de dicho país, Jorge Glas Espinel, involucrándolo como beneficiario de los sobornos que habría entregado la multinacional Odebrecht.

Sabrina Cereda.

miércoles, 31 de mayo de 2017

¿LA VENGANZA DE ODEBRECHT Y LA CIA CONTRA RAFAEL CORREA, LENÍN MORENO, JORGE GLAS Y OTROS?

Escándalo en el Ecuador

La constructora transnacional quiere cobrar 200 millones de dólares que se le adeuda y desquitarse por haber sido expulsada de ese país

Brasil.- El Fiscal General del Estado ecuatoriano, Carlos Baca Mancheno, está en Brasil para recibir de su homólogo en nuestro país, Rodrigo Janot, las tratativas y la información sobre el bullado caso de la constructora transnacional Odebrecht que habría entregado supuestos sobornos por un monto de 33,5 millones de dólares a funcionarios para beneficiarse con la contratación de grandes proyectos de obras públicas.

Esta empresa (Odebrecht), según fuentes vinculadas al quehacer económico y político, quedó descubierta con siniestras vinculaciones a la CIA y al Banco Mundial, cuyo principal accionista es Estados Unidos.

El dueño de la constructora, Marcelo Odebrecht, delincuente confeso y condenado, según se informó en medios periodísticos, al dar su declaración en tan escandaloso problema habría mencionado en su testimonio a líderes políticos y funcionarios de Ecuador de haber recibido estas coimas, incluyendo en la lista al expresidente Rafael Correa Delgado, al actual mandatario Lenín Moreno Garcés, al Vicepresidente Jorge Glas, al alcalde de Quito Mauricio Rodas, Mauro Terán, al ex asesor presidencial Alexis Mera, al actual ministro Eduardo Mangas, a su esposa la canciller María Fernanda Espinoza, a los exministros Alberto Acosta, Augusto Barrera, Gustavo Larrea, Alecsey Mosquera, Esteban Albornoz, Rafael Poveda, Carlos Pareja, Pedro Merizalde, Vinicio Alvarado, María Duarte, Walter Solís, Carlos Bernal, José Icaza y al tío del vicepresidente de la República Ricardo Rivera, entre otros, pero, en el proceso no constan las pruebas pertinentes que sustenten lo señalado. Esto lo habría realizado como un chantaje hacia el gobierno del Ecuador para obtener el pago de 200 millones de dólares adeudado y seguir manteniendo megaobras como la construcción del metro en Quito.

Según analistas brasileños, la lista de Odebrecht no es más que expresión de la venganza del principal de esta constructora (Marcelo Odebrecht) porque no le paga el Estado ecuatoriano mas de 200 millones de dólares adeudados y porque fue expulsada de ese país al ser descubierta en actos reñidos con la ley, tal como se difundió en medios de comunicación. La empresa Odebrecht fue expulsada de Ecuador por el Vicepresidente Jorge Glas, lo que en su momento significó que se generará una tensión diplomática entre ambos países.

Además, todos conocen que la CIA sacrifica a su propia gente para alcanzar perversos objetivos tal como lo ha hecho en distintos lugares del mundo y que consta en varias obras escritas por exdirectores (Philip Agee) o ex agentes de dicha central de inteligencia norteamericana. Como quedó registrado en el libro: “Confesiones de un sicario económico” del ex agente de la CIA, Jhon Perkins.

Lo anterior, resulta coincidente porque Marcelo Odebrecht fue condenado a 19 años de cárcel por delitos de estafa, corrupción y evasión de impuestos, entonces lo que está haciendo en estos momentos al involucrar en su declaración a líderes progresistas de la Revolución Ciudadana del Ecuador, es parte del complot del condenado para supuestamente negociar con el Departamento de Justicia de Estados Unidos la protección permanente y la disminución de la pena.

De acuerdo a registros que constan en nuestros archivos, la constructora Odebrecht es una empresa privada que surgió en el gobierno de la dictadura militar de Brasil en 1970, con estrecha vinculación a la CIA y con el Banco Mundial, cuyo principal accionista es Estados Unidos de Norteamérica, todo esto para chantajear a los gobiernos de la Región, ofreciéndoles créditos millonarios para grandes proyectos de obras que eran acaparados por Odebrecht.

Concretamente, Odebrecht y el Banco Mundial trabajan juntos: cuando el gobierno de un país pobre tiene un proyecto de construcción de carreteras o represas generadoras o cualquier obra, Odebrecht ayuda a ese gobierno a conseguir el préstamo del Banco Mundial, logrando con facilidad, concretándose las contrataciones de obras y aceptando las condiciones impuestas. La constructora, definitivamente, trabaja para la CIA como una herramienta política para tratar de afectar la imagen de los gobiernos de izquierda.

A manera de historia del complot, el 21 de diciembre del 2016, se publicó en EEUU una investigación sobre la constructora brasileña en que se detalla que esta empresa había realizado coimas de dinero y sobornos a funcionarios públicos de gobiernos en 12 países para obtener beneficios de contrataciones públicas, ese es el caso de Angola, Mozambique, Colombia, México, Panamá, Guatemala, Perú, República Dominicana, Argentina, Venezuela, Ecuador y Estados Unidos.

Como parte de la estratagema, la empresa constructora creó en los años 1980 con el nombre de “Caja B” un sector de relaciones estratégicas para disimular la maraña de coimas, que no era otra cosa que el denominado Departamento de Sobornos con su primera secretaria Concepción Andrade, con sede en Brasil, todo ha funcionado con precisión y son algunos los líderes de izquierda que han sido vinculados con la corrupción, en beneficio de los intereses de la derecha internacional representada por el imperio que quiere seguir manteniendo el control del mundo.


En síntesis, todo está montado y la campaña sucia de EEUU incluye la desaparición de Odebrecht para tener credibilidad, tan igual como han procedido mañosamente en otros casos donde han tumbado gobiernos democráticos y progresistas, e incluso la CIA ha asesinado miembros de su propio grupo, para culpar a los sectores de la izquierda y condenarlos o desprestigiarlos públicamente.

Sabina Cereda
Periodista