viernes, 17 de mayo de 2013

GUANTÁNAMO: el agujero negro de los derechos humanos





El viernes 10 de mayo activistas de derechos humanos (como Code Pink y Witness Against Torture) se manifestaron frente a la Casa Blanca reclamando el cierre definitivo  de la  cárcel de Guantánamo.




Recordemos que desde el 6 de febrero 100 prisioneros de los 166 se encuentran en huelga de hambre contra el decomiso de prendas personales incluyendo cartas, fotografías y especialmente copias del Corán. El decomiso de este libro sagrado para los musulmanes significa un acto de sacrilegio.  Otras de las razones por las cuales los prisioneros decidieron  tomar tal medida extrema de reclamo es el trato inhumano que reciben diariamente, agravado por la alimentación forzada a la que son sometidos y la situación legal en la que se encuentran: detenidos indefinidamente y sin cargos. Un especie de limbo legal, como afirman algunos especialistas,   


¿Que es Guantánamo?


Guantánamo es un centro de detención de alta seguridad situado en la base naval que EEUU tiene en la bahía de Guantánamo, Cuba.


¿Por qué esta en Cuba?


Esta base estadounidense situada a 920 kilómetros al sureste de la Habana, se encuentra allí desde 1898 tras la ocupación militar que continuó a la guerra Hispano- estadounidense en la que EEUU colaboró para que Cuba  ganara la guerra contra España y así lograr su independencia de la corona. Así es que en 1903 ambos países firmaron un tratado en el que esta contenida la Enmienda Platt. Esta estableció las condiciones para la retirada militar estadounidense e incluyó la obligación de Cuba de cederles la bahía de Guantánamo a EEUU. Cuba denunció este tratado en el año 1969 asegurando que fueron impuestos por la fuerza, posición que aún mantiene. Cuba considera que la bahía esta ocupada.


Ahora, desde entonces EEUU ha tenido dominio sobre el lugar, pero este no fue de gran utilidad hasta enero de 2002.


¿Cuándo comienza a funcionar como centro de detención?


Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el congreso de EEUU aprobó una resolución por la que se otorgaba al presidente George W. Bush una autorización para emplear la fuerza contra “naciones, organizaciones e individuos” que estuvieran relacionados de algún modo con los atentados o con actos futuros de terrorismo internacional.


El 17 de septiembre, Bush firmó un memorándum en el que autorizaba a la CIA para que esta pudiera instalar centros de detención fuera del territorio de EEUU. Este documento tiene carácter de secreto.


El 13 de noviembre de 2001 Bush firmó una orden ejecutiva en materia militar sobre “detención, tratamiento y enjuiciamiento de ciertos extranjeros en la guerra contra el terrorismo “por la que autorizó al Pentágono a mantener ciudadanos no estadounidenses bajo custodia indefinida y sin cargos  ordenando al secretario de defensa la localización de “un lugar adecuado” para recluirlos.


Asimismo la orden prohibía a las personas detenidas interponer recursos de cualquier índole en cualquier procedimiento ante cualquier tribunal estadounidense, extranjero o internacional. Si eran juzgados se encargaría de ello una comisión militar que es un órgano creado por el poder ejecutivo, por lo tanto no es un tribunal ordinario, independiente e imparcial.


Finalmente, a partir de enero de 2002 tras la invasión de EEUU a Afganistán, las autoridades estadounidenses utilizan Guantánamo como centro de detención para personas detenidas acusadas de terrorismo.


Guantánamo es solo una parte del sistema de campos de detención que mantiene EEUU en el exterior ya que incluye otros, tanto en Irak como en Afganistán. Pues decenas de detenidos han sido llevados a Guantánamo desde centros de detención secretos de la CIA ubicados en diferentes lugares de medio oriente. Esto lo comprueba el testimonio desgarrador de Naji Al Hasam Moqbel, uno de los prisioneros  yemeníes que en la actualidad se encuentra en huelga de hambre. En su relato publicado el 14 de abril en el New York Time asegura que fue recluido en Afganistán y desde allí  trasladado a la bahía de Guantánamo por vía aérea.


Hasta el momento he hablado de la firma de una resolución, de un memorándum y de una orden ejecutiva por parte del gobierno estadounidense. Hago referencia a ellas debido a que es  importante para poder comprender cómo están dadas las cosas a nivel legal y real con respecto a los detenidos en Guantánamo. Pues aquellas firmas van a establecer y determinar la creación de una prisión ilegal en un territorio ocupado, van a permitir el accionar de Estados Unidos en el ámbito internacional, la posibilidad de la captura indefinida y sin cargos de personas en países de medio oriente además del  traslado de estos a la bahía a través de los famosos “vuelos de la CIA” sin ser sometidas a juicio previo ni posterior, al menos por un tribunal federal y por lo tanto sin determinar si realmente son culpables de terrorismo. A esto se suma, como si fuera poco, el sometimiento de los detenidos a múltiples torturas físicas y psicológicas. Vergonzoso e indignante.


Ahora la pregunta es:  


¿Por qué EEUU tiene detenidos bajo custodia indefinida y sin cargos? Cabe la siguiente acotación:  en una prisión ilegal en un territorio ocupado.


Estados Unidos considera a los detenidos “enemigos combatientes” y no “prisioneros de guerra”. Pues el articulo 4 de la III Convención de Ginebra del 12 de agosto de 1949 sobre el tratamiento de los prisioneros de guerra, define cuales son las calidades de los prisioneros de guerra y el estatus que se les debe otorgar por quienes los detiene. El gobierno de EEUU interpreta este articulo en el sentido de que los miembros de Al Qaeda y los miembros de la fuerza Talibán al ser designados “enemigos combatientes” no califican dentro de los incisos del articulo 4 de la III Convención de Ginebra, por lo tanto no están protegidos por este y pueden ser detenidos al margen de las regulaciones que si rigen para los denominados prisioneros de guerra.


Así mismo no respeta los beneficios que acuerda el articulo 5 cuando surge la duda de si los prisioneros se encuentran o no en las categorías mencionadas en el Articulo 4, deteniéndolos indefinidamente y no sometiéndolos a tribunales competentes que definan su estatuto, por lo tanto no se los reconoce prisioneros de guerra y por ello no se les reconoce los derechos que sí tendrían si lo fueran.


¿Qué hace la comunidad internacional al respecto?


Amnistía Internacional, al cumplirse 10 años de la apertura de Guantánamo, el 11 de enero de 2012, publicó en su sitio web que en una década, solo uno de los 779 detenidos en la base ha sido trasladado a EEUU para ser juzgado por una corte federal ordinaria. Otros han sido sometidos a juicios injustos ante comisiones militares (ampliamente criticadas por la comunidad internacional y por el mismísimo Tribunal Supremo de Justicia norteamericano que asegura que los tribunales militares violan el código de justicia militar y la Convención de Ginebra).


El gobierno de Obama culpa del hecho de que no se haya cerrado el centro de detención al Congreso estadounidense (con mayoría republicana) que tampoco ha garantizado el cumplimiento de los principios internacionales de Derechos Humanos en este contexto. “En virtud del derecho internacional no se puede invocar las leyes y la política nacional para justificar el incumplimiento de las obligaciones contraídas en un tratado. Es una respuesta inadecuada que uno de los 3 poderes del Estado culpe a otro de que en el país se vulneren los Derechos Humanos. El derecho internacional exige que se busquen soluciones no excusas” aseguró Amnistía Internacional.


Hace tiempo que varios organismos internacionales se ocupan de denunciar la violación de derechos humanos en Guantánamo. Wikileaks divulgó por medio de los 779 documentos secretos sobre la cárcel que  EEUU utiliza la tortura como práctica rutinaria para “extraer información” el cual parece ser su objetivo principal. También se han expresado la ONU que afirma la existencia de la tortura, la Cruz Roja  Internacional que reconoció el uso de tácticas de coerción psicológica y física equivalente a la tortura. Sin embargo, lamentablemente la determinación no se ha hecho efectiva, el centro de detención se mantiene abierto y su cierre sigue siendo una promesa de campaña.




S.C.